Marsilio Ficino y la escuela de Florencia - Filosofía Hermética La Posada de Hermes
Filosofía Hermética
Marsilio FicinoVideos Filosofía

Revista filosofia

Inicio
Filosofía Hermética
¿Que es la Filosofía?
Buscando en el pasado
Las escuelas de misterios
La Tradición Hermética
¿Quién es Hermes Trismegisto?
Los textos Herméticos
Alejandría y el Hermetismo
  La fundación de Alejandría
  El esplendor de Alejandría
  La Biblioteca de Alejandría
  La escuela Neoplatónica
  La destrucción de la Biblioteca
  Hipatia de Alejandría
La ocultación de la Sabiduría
Renacimiento y Hermetismo
  Los orígenes del Renacimiento
  El concilio de Florencia
  Ficino y la escuela de Florencia
  Discípulos de la escuela
  La escuela de Atenas
  El último filósofo: G. Bruno
La transmutación hermética
Símbolos, mitos y leyendas
Religiones y Filosofías
La tabla Esmeralda
Biblioteca Hermética
Palabras sabias
Directorio de enlaces
Giordano Bruno
Hipatia de Alejandría
Rafael, Escuela de Atenas

Marsilio Ficino y la escuela de Florencia

 

    Cosme de Medici encuentra al hombre apropiado para llevar a cabo esta difícil misión en Marsilio Ficino (1433-1499), un joven de sólo 12 años e hijo de su médico personal y que desde aquel momento dedicó su vida al estudio de la Filosofía. Cosme se encargó de su educación hasta que en 1462 le puso al cargo de la Academia de Florencia. A lo largo de su vida tradujo, desde varios idiomas antiguos al latín, textos tan importantes como el "Corpus Hermeticum" de Hermes Trismegisto, los Textos de Zoroastro, los diálogos de Platón y de gran parte de sus discípulos, los misterios Órficos derivados de las iniciaciones de Apolo y Pitágoras y otras obras de incalculable valor que sin duda alguna nunca hubiéramos sabido de ellas en Occidente de no ser por este genio en lenguas el cual nos acercó a los conocimientos que en la antigüedad se poseía.

Marsilio Ficino Florencia
Villa Careggi


    Gran parte de las obras que sirvieron de base para la posterior fundación de la Academia establecida en "Villa Careggi" (donación de unos terrenos por parte de Lorenzo "el Magnifico", hijo de Cosme, quien se educó junto a Ficino) llegaron precisamente a Occidente gracias al entusiasmo de su padre Cósme de Medici, quien contrataba a gente para que buscaran y compraran los antiguos manuscritos que se hallaban en oriente. Existen historias que cuentan como algunos de estos hombres llegaron a vender su propia casa para poder llevar a Florencia textos antiguos de incalculable valor filosófico.


    Si tenemos en cuenta que el mismo Cosme de Medici ordenó a Ficino dejar de traducir al Maestro Platón para dedicarse a la traducción del "Corpus Hermeticum", el conjunto de obras que reúne en varios tratados las enseñanzas de Hermes Trismegisto (el Tres veces Iniciado), podemos subrayar la gran importancia de la Filosofía Hermética sobre el Renacimiento y la gran admiración por la sabiduría de Hermes Trismegisto que adquirió tal popularidad que fue representada junto a Moisés en el gran mosaico que se encuentra en la Catedral de Siena.

    Las reuniones en la villa Careggi estaban presididas por un busto de Platón y el 7 de noviembre conmemoraban todos los años el cumpleaños de Platón. Se leía el "Banquete" -que fue una de las obras de más éxito en el Renacimiento- y se comentaba. La fama de esta Academia hizo que fuera visitada por humanistas de Oxford, París o Colonia y sus ideas se proyectaron en otras ciudades de Europa, logrando de esta forma que este "renacimiento clásico" se expandiera por toda Europa.

cumpleaños de Platon Villa Careggi

Celebración en V. Careggi (Cumpleaños de Platón)


    Ficino redescubrió en estas obras los restos de la antigua religión y sabiduría egipcia, o lo que es más, la religión más antigua de la humanidad, que habría pasado luego a Moisés y a las grandes figuras del mundo pagano y cristiano: Zaratustra, Orfeo, Pitágoras, Platón, Sócrates o San Agustín entre otros. Ficino afirmaba que en todas las civilizaciones y culturas existía una forma de religión idéntica, que habría asumido aspectos diversos en las distintas épocas y en los diversos pueblos pero mantenía una misma esencia y que la verdadera raíz del Cristianismo debía ser buscada en aquella religión y no en las formas de la Iglesia medieval.

    Por ese motivo fue condenado dos veces por hereje, pero le salvó el dinero que el Papa debía a los Médicis y la presión de muchos poderes políticos, tal era el grado de poder de esta familia quien trataba de asegurarse correctamente que su "ideal renacentista" no se viera turbado ni por el poder Papal, pero algunos sectores seguidores del fanatismo e intolerancia del monje Savonarola consiguieron asesinar a sus discípulos más cercanos e intentaron quemar la escuela de Villa Careggi, sólo lo lograron tras su muerte, le prendieron fuego dos veces, quemando en ella muchos ejemplares valiosísimos sobre filosofía.

    La antigua escuela se encuentra desde el año 2004 en "un proceso para ser restaurada" y poder ser devuelta al público como museo, la venta de la Villa por sus antiguos dueños (propiedad del Hospital de Careggi) obligó al estado florentino a optar por la compra de Villa Careggi evitando que la antigua escuela fuera adquirida por fuentes privadas.

    En el año 2008, su estado continuaba siendo pésimo y sigue siendo la única Villa Medicea sin restaurar, este lugar fue la sede donde se alojó la "escuela filosófica" y representa el corazón desde el cual surgió la explosión de cultura que hizo posible el Renacimiento, el lugar de estudio y reunión de los grandes humanistas y artistas de esa época como lo fueron Lorenzo, Ficino, Pico della Mirandola, Poliziano, Donatello, Miguel Angel, Brunelleschi, Botticelli, Alberti, Leonardo.. y otros tantos que nos asombran con sus obras de arte, un lugar propicio para que plasmaran unas ideas artísticas y filosóficas de tal Belleza y con tal asombro para nuestros sentidos que parecen rozar el mismísimo "Furor Divino" descrito por Ficino sobre el sentido de una obra de arte:

    "Cuando mejor se representan los arquetipos de "Belleza Divina" en una obra de arte, más despierta en quien la contempla "el Furor divino", es decir, el anhelo de nuestra Alma a retornar al mundo Celeste, representada a través de la antigua Diosa Venus."

    Marsilio Ficino es considerado uno de los mejores discípulos de Platón aunque casi 2000 años les separan. Sus obras, así como las del último gran filósofo del renacimiento, Giordano Bruno, no fueron traducidas en España hasta la última mitad del siglo XX.

24 de diciembre de 2002

Actualizado el 6 de Julio de 2003

Revisado el 14 de mayo de 2005

Revisado el 2 de septiembre de 2008

Queda prohibido explícitamente la reproducción o distribución del texto


COMENTARIOS:

Haz clic en el triángulo azul, para ordenar los comentarios por Orden Cronológico inverso (recomendado)



compra de libros por internet

Libro online, Librería virtual, Libros de Filosofía, Libros de Historia, Libros de Hipatia de Alejandría, Libros de Alejandro Magno, Libros de Giordano Bruno, Libros descatalogados, Libros de meditación, compra de libros por internet, Venta de libros online, Venta libros online,

     

http://laposadadehermes.eresmas.com

Copyright 2001-2016

La posada de Hermes: Google+ - Política de Privacidad - Contacto