La Biblioteca de Alejandría - Filosofía Hermética La Posada de Hermes
Filosofía Hermética
Biblioteca de AlejandríaVideos Filosofía

Revista filosofia

Inicio
Filosofía Hermética
¿Que es la Filosofía?
Buscando en el pasado
Las escuelas de misterios
La Tradición Hermética
¿Quién es Hermes Trismegisto?
Los textos Herméticos
Alejandría y el Hermetismo
  La fundación de Alejandría
  El esplendor de Alejandría
  La Biblioteca de Alejandría
  La escuela Neoplatónica
  La destrucción de la Biblioteca
  Hipatia de Alejandría
La ocultación de la Sabiduría
Renacimiento y Hermetismo
  Los orígenes del Renacimiento
  El concilio de Florencia
  Ficino y la escuela de Florencia
  Discípulos de la escuela
  La escuela de Atenas
  El último filósofo: G. Bruno
La transmutación hermética
Símbolos, mitos y leyendas
Religiones y Filosofías
La tabla Esmeralda
Biblioteca Hermética
Palabras sabias
Directorio de enlaces
Giordano Bruno
Hipatia de Alejandría
Rafael, Escuela de Atenas

La Biblioteca de Alejandría

 


    En este centro cultural e internacional, las ideas científicas, religiosas y filosóficas eran respetadas y debatidas, dando a la historia un ejemplo de los más elevados valores humanos que deben alumbrar los pasos del hombre en su evolución.

    También estaba el Serapheum, anexo a la Biblioteca y construido por Ptolomeo III, fue un templo dedicado a la Sabiduría. Y por último, construido por Ptolomeo II, el gran faro de Alejandría, una de las siete maravillas del mundo antiguo, que sobre la isla que le da nombre, fue guía con su luz física para los navegantes y símbolo universal de la luz espiritual y cultural que representó Alejandría durante más de seis siglos.

    Los reyes griegos de Egipto que sucedieron a Alejandro tenían ideas muy serias sobre el saber. Apoyaron durante siglos la investigación y mantuvieron la Biblioteca para que ofreciera un ambiente adecuado de trabajo a las mejores mentes de la época. La Biblioteca constaba de diez grandes salas de investigación, cada una dedicada a un tema distinto, había fuentes y columnatas, jardines botánicos, un zoológico, salas de disección, un observatorio astronómico y una gran sala comedor donde se llevaban a cabo, con toda libertad, las discusiones críticas de las ideas. Biblioteca de Alejandría


    Pero el núcleo de la Biblioteca era su colección de libros. Los organizadores escudriñaron todas las culturas y lenguas del mundo. Enviaban a gentes al exterior para comprar bibliotecas enteras. Los barcos que llegaban a Alejandría eran registrados por la policía, no para buscar contrabando, sino libros.

    Los rollos eran confiscados, llevados a la Biblioteca y copiados, posteriormente se conoce que eran devueltos a sus propietarios. Es difícil de estimar el número preciso de libros, pero parece probable que la Biblioteca contuviera cerca de 1.000.000 de volúmenes, cada uno de ellos en un rollo de papiro escrito a mano.

    Es evidente que allí estaban las semillas del mundo moderno y una inspirada admiración ante la intrincada y sutil construcción del universo.

    Había en la Biblioteca una comunidad de eruditos que exploraban la física, la literatura, la medicina, la astronomía, la geografía, la filosofía, las matemáticas, la biología y la ingeniería... La ciencia y la erudición habían llegado a su edad adulta. El genio florecía en aquellas salas. La Biblioteca de Alejandría es el lugar donde los hombres reunieron por primera vez, de modo serio y sistemático, el conocimiento del mundo.
    Sabemos que en Alejandría vivió Eratóstenes (s. III AC), era filósofo, astrónomo, historiador, geógrafo, poeta, matemático y director de la biblioteca de Alejandría. Eratóstenes encontró un papiro que decía que:

    "...en la frontera de Siena (Assuan, a 800 Km. de Alejandría), el 21 de junio las sombras de un templo o de un palo se acortaban cuando llegaba el medio día, justo a las doce no había sombra y el sol brillaba justo encima."
Eratóstenes


    Se preguntó si en Alejandría ese día habría sombra, espero justo el día y quedo sorprendido cuando descubrió que daba sombra. ¿Como podía ser?, ¿porqué?, o si no,¿por que iba a mentir alguien sobre un tema como ese?

    Así que decidió comprobarlo, construyó una maqueta a escala, ¿Que como sabía la escala? Muy fácil, contrato a un hombre para que midiera la distancia exacta de Alejandría a Siena, la distancia era 800 Km., puso en su maqueta un obelisco en Alejandría y otro en Siena. Si en Siena no había sombra y en Alejandría tampoco sería lógico si la tierra fuera plana. ¿como podía ser que en un lugar hubiera y otro no? Respuesta, la tierra es curva. Respuesta correcta.


    Pero la cosa no termina aquí, calculó que la sombra tenía un ángulo de 7 grados, siete es la cincuentena parte de un circulo 360º, así que multiplicó la distancia entre las sombras, 800km por 50, y el resultado 40.000 Km., ese debía de ser el diámetro de la tierra.

    Y efectivamente ese es el diámetro de la tierra, el margen de error es mínimo si le añadimos que lo único que tenia era cabeza, ojos, palos y mente para pensar. Eso sucedió hace 2200 años.

Libros ciencia

Clic para agrandar


    Además de Eratóstenes, hubo el astrónomo Hiparco, que ordenó el mapa de las constelaciones y estimó el brillo de las estrellas. Eúclides, que sistematizó de modo brillante la geometría. Dionisio de tracia, el hombre que definió las partes del discurso y que hizo en el estudio del lenguaje lo que Eúclides hizo en la geometría. Herófilo, el fisiólogo que estableció, de modo seguro, que es el cerebro y no el corazón la sede de la inteligencia. Herón de Alejandría, inventor de cajas de engranajes y de aparatos de vapor, y autor de "Autómata", la primera obra conocida sobre robots. Apolonio de Pérgamo.

    El matemático que demostró las formas de las secciones cónicas, la elipse, parábola e hipérbola, las curvas que como sabemos actualmente siguen en sus órbitas los planetas, los cometas y las estrellas. Arquímedes, el mayor genio mecánico hasta Leonardo de Vinci; y el astrónomo y geógrafo Tolomeo, que compiló gran parte de lo que es hoy la seudo ciencia de la astrología: su universo centrado en la tierra estuvo en boga durante 1500 años. Y entre estos grandes hombres hubo una gran mujer, Hipatia, matemática y astrónoma, la última lumbrera de la Biblioteca, cuyo martirio estuvo ligado a la destrucción de la Biblioteca siete siglos después de su fundación.

28 de Noviembre de 2002

Revisado el 14 de mayo de 2005

Queda prohibido explícitamente la reproducción o distribución del texto




COMENTARIOS:

Haz clic en el triángulo azul, para ordenar los comentarios por Orden Cronológico inverso (recomendado)




     

http://laposadadehermes.eresmas.com

Copyright 2001-2016

La posada de Hermes: Google+ - Política de Privacidad - Contacto