Historia de la Filosofía Hermética - Filosofía Hermética La Posada de Hermes
Filosofía Hermética
Libros FilosofiaVideos Filosofía

Revista filosofia

Inicio
Filosofía Hermética
¿Que es la Filosofía?
Buscando en el pasado
Las escuelas de misterios
La Tradición Hermética
¿Quién es Hermes Trismegisto?
Los textos Herméticos
Alejandría y el Hermetismo
  La fundación de Alejandría
  El esplendor de Alejandría
  La Biblioteca de Alejandría
  La escuela Neoplatónica
  La destrucción de la Biblioteca
  Hipatia de Alejandría
La ocultación de la Sabiduría
Renacimiento y Hermetismo
  Los orígenes del Renacimiento
  El concilio de Florencia
  Ficino y la escuela de Florencia
  Discípulos de la escuela
  La escuela de Atenas
  El último filósofo: G. Bruno
La transmutación hermética
Símbolos, mitos y leyendas
Religiones y Filosofías
La tabla Esmeralda
Biblioteca Hermética
Palabras sabias
Directorio de enlaces
Giordano Bruno
Hipatia de Alejandría
Rafael, Escuela de Atenas

El origen de la Filosofía occidental

 

    Hace unos miles de años unos hombres sabios imaginaron y construyeron "un estado de conciencia", un modelo de sociedad sobre el cual nace nuestra civilización, Grecia cuna de la civilización occidental. Resulta fácil nombrar algún sabio de la antigüedad como Platón o Pitágoras... grandes Maestros griegos que establecieron unas leyes que todavía siguen vigentes.

    ¿Pero...quién enseñó a los Sabios griegos, ¿Quienes fueron sus Maestros?, ¿Que les impulsó a actuar de diferente modo que los demás? ¿Dónde obtuvieron ese conocimiento? Sólo había un lugar " La tierra de Khem" , Egipto.

Filosofía Platón


    El templo de Karnak era reparado y ampliado, el templo de Abydos se enriquecía con maravillas escultóricas, el Valle de los Reyes era cada vez más extenso... En medio de aquella actividad, más de un extranjero aspirante a los Misterios, venido de playas lejanas de Grecia, de las montañas de Asia... llegaba a Egipto, atraído por la reputación de sus Templos.

    Una vez allí, quedaba asombrado, monumentos, espectáculos, fiestas públicas, pero todo aquello le daba igual... eso no era lo que buscaba, había oído que en los Santuarios de Egipto vivían Sabios, Magos y Hierofantes en posesión de la Ciencia Sagrada, y él también quería entrar en el secreto de los Dioses.

    Un sacerdote de su país le había hablado de un libro, el libro de "La salida del Alma a la luz del día", (el mal llamado "Libro de los muertos"), de los conocimientos que existía en los Templos, de sus grandes sabios, de sus grandes secretos...

    Movidos por la búsqueda del conocimiento, aquellos sabios griegos viajaron a Egipto y no dudaron en permanecer allí durante años para perfeccionar su conocimiento, donde después de haber demostrado ser dignos superando las durísimas pruebas iniciáticas a las que eran sometidos por el Hierofante, podían entrar en el templo y participar de las enseñanzas de los Maestros y Sacerdotes egipcios.

    Tales de Mileto permaneció cuatro años en Menfis. Hacia el siglo VI o VII a.C., Solón (abuelo de Platón) se estableció en Heliopolis, la ciudad solar de Ra, entró en relación con los sacerdotes y mediante ellos, se acercó a los secretos del sacerdocio; entre otras cosas escuchó por primera vez la conocida historia de la Atlántida , la cual llegará hasta nosotros gracias a Platón. Anaxágoras, vivió veinte años en Egipto; Demócrito, cinco; Platón vivió durante trece años, accedió a los Libros Sagrados y fundó a su regreso su famosa "Academia". Estas escuelas eran conocidas como "Escuelas de la Vida" o "Escuelas del Misterio".

    Todos ellos pudieron entrar en los Templos, aprender de su conocimiento; sin embargo, la Historia moderna prefiere aceptar como válidos muchos de los escritos de Herodoto, del que sabemos de cierto que gran parte de sus narraciones son más leyenda que historia verídica y aunque es conocido como el primer historiador, sabemos sobre sus narraciones sobre los Templos egipcios que no consiguió nunca entrar en ningún templo y también que los mismos egipcios se deshacían de él contándole "historias para viajeros" y que la entrada a los templos, al conocimiento ancestral de Egipto le era negada sistemáticamente por los iniciados egipcios, entonces...¿por que aceptamos como válido a Herodoto y olvidamos por completo lo que nos cuentan aquellos que si pudieron entrar?

    Por ejemplo sabemos que Pitágoras, según nos cuenta Jámblico:

    "Pitágoras pasó 22 años en los templos de Menfis y de Tebas estudiando astronomía y geometría, y que su iniciación en los misterios de los Dioses no fue casual ni superficial."

    Cuando el rey Cambises invadió Egipto, Pitágoras fue hecho prisionero y enviado a Babilonia, donde durante doce años, en contacto con los Sabios persas- se incluye la posibilidad que conociera y aprendiera de Zoroastro- se benefició de nuevas doctrinas esotéricas. Después de treinta y cuatro años de ausencia, regresó a Grecia y allí fundó las escuelas que llevan su nombre, estableció una filosofía metafísica, una doctrina de la unidad que abarca lo espiritual con lo material, el cielo y la tierra. Integró la psicología con la filosofía política, la astronomía con la ética, la música con la religión, la geometría con la divinidad. Reconcilió las matemáticas y habló de reencarnación. Sus enseñanzas siguieron el modelo egipcio; el simbolismo se convirtió en la piedra angular de su enseñanza.

    Encontramos el símbolo en el corazón de la civilización egipcia y también en las enseñanzas pitagóricas. Las enseñanzas recibidas por estos Sabios en Egipto, eran estudiadas dentro de los templos a través de los libros que estos poseían. Estos libros eran "Los libros sagrados de Thot-Hermes". La Tradición Hermética es la directa heredera de este conocimiento.

    Pitágoras nos mostró como eran los iniciados egipcios.

Recordamos a Pitágoras y Platón, pero nos olvidamos de sus maestros.

 

15 de septiembre de 2002

Queda prohibido explícitamente la reproducción o distribución del texto.

 

 



COMENTARIOS:

Haz clic en el triángulo azul, para ordenar los comentarios por Orden Cronológico inverso (recomendado)




   

http://laposadadehermes.eresmas.com

Copyright 2001-2016

La posada de Hermes: Google+ - Política de Privacidad - Contacto